Decoración marina para habitación

¡Quiero un delfín en mi habitación!

Esta decoración marina en la pared de la habitación de Laura es el resultado de su imaginación y su amor por los delfines


Mural marino para pared de habitación

Si lo puedes imaginar, se puede pintar...

¡Hola compañeros! ¿Podéis ver la cara de felicidad de Laura cuando vio el resultado del dibujo del delfín en la pared de su habitación? Le faltó tiempo para ir a buscar a su amiguito y enseñárselo. Pues al principio, antes de empezar a pintar, ni sus padres ni yo teníamos muy claro cual iba a ser el resultado, y lo más importante, si a ella le iba a gustar. Os voy a contar la historia: Todo empezó con una reforma de la habitación. Por primera vez, Laura dejaría de compartir su dormitorio con su hermano, y se "independizaba", es decir, dormiría sola. Pero ella tenía muy claro que no quería dormir sola, que quería un delfín en su habitación. Que ella, cuando se despertara, quería sentirse como si estuviera de vacaciones en una playa paradisíaca y ver cómo un delfín saltaba en el mar y le daba los buenos días. Y aquí empezó mi trabajo: primero hablé con ella para que intentara explicarme cómo se imaginaba ella a su amigo el delfín. Después le dibujé un primer boceto para ver si eso era, más o menos, lo que quería. Pudimos llegar a un acuerdo: además del delfín, quería un fondo marino, con una medusa y una estrella de mar

Desde el primer momento que abrí la maleta para sacar los sprays hasta que acabé la decoración del graffiti, Laura estuvo en la puerta observándolo todo y "dirigiendo" mi trabajo. Fue una experiencia muy curiosa porque el riesgo estaba en si el resultado final no era exactamente lo que ella se imaginaba o esperaba, decía que no dormiría en esa habitación. Os puedo decir que sí, que desde que duerme en esta habitación, no se despierta por las noches y por las mañanas, antes de levantarse, su primera mirada y saludo es para su amigo el delfín.

Comentarios